Estudio Jurídico

Noticias

Constituir el derecho de aprovechamiento de aguas subterráneas tiene ciertas diferencias comparadas con las aguas superficiales, las que se señalan a continuación:

  • Se debe solicitar al Director General de Aguas la certificación de que el pozo que se pretende construir se ajusta a las normas sobre exploración y explotación de aguas subterráneas. Dicha solicitud debe llevar todos los antecedentes técnicos y legales que este organismo requiere para extender ese documento (autorización notarial firmada por el dueño del predio donde se construirá el pozo; plano 1:50.000, con la ubicación del predio o los predios beneficiados; título de dominio vigente, nombre(s) de beneficiario(s); rol ante el S.I.L.; número (s) de RUT y superficie).
  • En caso que el pozo sea para postular a los subsidios de la ley 18.450, sobre fomento a la inversión en obras de riego y drenaje, la autorización para la perforación del pozo debe ser solicitada por el interesado al Director de Obras Hidráulicas de la Región correspondiente, acompañando el certificado de la Dirección General de Aguas, de que las obras se ajustan a las normas correspondientes. En caso contrario, la solicitud debe hacerse directamente a la D.G.A.
  • Para explotar o utilizar las aguas subterráneas deberá el interesado, previamente, constituir el derecho de aprovechamiento respectivo, en la forma establecida en el Código de Aguas.
  • Solamente se podrá constituir el derecho de aprovechamiento sobre aguas subterráneas, cuya disponibilidad haya sido comprobada a través de una prueba de bombeo, supervisada por la Dirección General de Aguas.
  • Existen áreas de protección para la construcción de pozos, establecidas por el Código de Aguas. Es importante saber que no es posible constituir el derecho de aprovechamiento sobre un pozo que se encuentre en el área de protección o a menos de doscientos metros de distancia de otras captaciones subterráneas, cuyos derechos estén debidamente reconocidos o constituidos. Con autorización del propietario del pozo afectado podrá disminuirse la distancia señalada

En ningún caso podrá constituirse derechos de aprovechamiento de aguas subterráneas a una distancia menor de 200 metros de afloramientos o vertientes, si de ello resultare perjuicio o menoscabo a derechos de terceros.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Powered by